Cómo formatear una tabla

En todo trabajo de investigación, es importante ser breve y ayudar al lector a encontrar la información que necesita rápidamente, sin tener que abrirse camino a través de páginas y páginas de información superflua.

Redactar un artículo de investigación

Una de las mejores maneras de hacer esto es incluyendo datos importantes en una tabla, presentando tus descubrimientos en un formato fácil de entender.

Para cualquier científico, saber cómo formatear una tabla es una habilidad esencial para escribir cualquier artículo de investigación. La mayoría de los procesadores de texto permite crear tablas con facilidad y puedes importar o cortar y pegar tablas de las aplicaciones de hojas de cálculo con mucha facilidad.

Cuándo incluir una tabla

Para cualquier artículo con datos pesados, incluir al menos una tabla es importante para presentar los datos en forma clara y concisa.

Una tabla debe ser directa y al grano, sin incluir todos los datos sin procesar que deben ir en el apéndice. Debe reemplazar una gran cantidad de texto y explicación, haciendo que la parte del artículo de resultados y discusión sea más corta y más clara, aunque debe ser mencionada en el texto en lugar de dejarla ahí sola.

Cuánta información debe incluir una tabla

La respuesta simple a esto es: tanto como necesites y no más de lo necesario.

En términos prácticos, esto significa que una tabla no necesita abarcar todos los datos sin procesar de tu investigación o los análisis estadísticos complicados. Sin embargo, debe incluir lo suficiente como para que un lector pueda ver las tendencias aparentes en los datos, especialmente las que se destacan en el texto.

Una vez que hayas decidido qué información incluir, puedes comenzar a dar formato a la tabla.

En un artículo de investigación, una tabla debe abarcar toda la página, aunque muchas revistas prefieren tablas más pequeñas a la izquierda o a la derecha del texto como bloques flotantes.

Las tablas más grandes pueden ocupar más de una página, sobre todo en la sección del apéndice del documento, pero siempre debes repetir los encabezados en la parte superior de cada página para que el lector no tenga que andar yendo y viniendo entre las páginas.

Si una tabla es demasiado ancha como para caber en una página sin tener que apiñar el texto demasiado, es posible utilizar un formato de paisaje, donde la tabla es ubicada horizontalmente.

Por el contrario, si una tabla larga tiene solamente 2 o 3 columnas, puedes doblarla en la misma página, siempre y cuando utilices una línea divisoria clara entre las dos secciones de la tabla.

Formatear una tabla: los pequeños detalles

Siempre existe la tentación de utilizar algunos de los tantos formatos automáticos incluidos en los procesadores de texto, con resaltados y sombras parciales.

En un artículo de investigación debes mantener el formato simple, con bordes negros lisos. Cualquier otra cosa sólo complica las cosas: lo importante es la información de la tabla, no su apariencia.

Por último, las tablas deben estar enumeradas consecutivamente, como Tabla 1, Tabla 2. Deben estar separadas de diagramas, gráficos y fotos, denominados Figuras.

La única diferencia es que debes enumerar las tablas en el anexo por separado, como Tabla A1, Tabla A2, para evitar confusiones.

We would love feedback on this article.
Please let us know about any error.
We highly appreciate suggestions.

Suggest changes

Cita: 

(Nov 23, 2009). Cómo formatear una tabla. Retrieved Apr 17, 2014 from Explorable.com: https://explorable.com/es/como-formatear-una-tabla