El Experimento de Milgram: la Obediencia a la Autoridad


Explorable.com 48.6K visitas

El Experimento de Stanley Milgram fue realizado para explicar algunos de los horrores de los campos de concentración de la segunda guerra mundial, en donde judíos, gitanos, homosexuales, eslavos y otros enemigos del estado fueron masacrados por los nazis.

Haz lo que se te dice

En los juicios posteriores a la Segunda Guerra Mundial, muchos criminales de guerra declararon que simplemente cumplieron órdenes y que no podían ser considerados responsables de sus actos.

Los alemanes: ¿fueron realmente malvados y desalmados o se trata de un fenómeno de grupo que le podría ocurrir a cualquiera en las mismas condiciones?

La Preparación del Experimento de Stanley Milgram

El psicólogo Stanley Milgram creó un "generador de descarga" eléctrica con 30 interruptores. El interruptor estaba claramente marcado en incrementos de 15 voltios, oscilando entre los 15 y 450 voltios.

También puso etiquetas que indicaban el nivel de descarga, tales como "Moderado" (de 75 a 120 voltios) y "Fuerte" (de 135 a 180 voltios). Los interruptores de 375 a 420 voltios fueron marcados "Peligro: Descarga Grave" y los dos niveles más altos de 435 a 450 feron marcados "XXX".

El "generador de descarga" era en realidad de mentira y sólo producía sonido cuando se pulsaban los interruptores.

Se reclutaron 40 sujetos (hombres) por correo y por un anuncio en el periódico. Creían que iban a participar de un experimento sobre la "memoria y el aprendizaje".

En la prueba, a cada sujeto se le informó claramente que se le iba a pagar por ir y que conservaría el pago "independientemente de lo que pasara después de su llegada".

Luego, el sujeto conoció a un "experimentador", la persona que dirigía el experimento, y a otra persona que se la indicó como otro sujeto. El otro sujeto era en realidad un cómplice que actuó como sujeto. Se trataba de un contador de 47 años.

Los dos sujetos (el sujeto verdadero y el cómplice) sacaron un papel para saber quién iba a ser un "maestro" y quién un "aprendiz". El sorteo fue falso, ya que el sujeto verdadero siempre obtendría el papel de "maestro".

El maestro vio que el aprendiz estaba atado a una silla y tenía electrodos. Luego, el sujeto fue ubicado en otra habitación delante del generador de descarga, sin poder ver al aprendiz.





La Pregunta de Investigación

El Experimento de Stanley Milgram fue realizado para obtener respuesta a la siguiente pregunta:

"¿Cuánto tiempo puede alguien seguir dando descargas a otra persona si se le dice que lo haga, incluso si creyera que se le pueden causar heridas graves?" (La variable dependiente).

Recordemos que los dos sujetos se han conocido, ambos son desconocidos agradables, y que piensan que cada uno podría estar en el lugar del otro, es decir, el maestro podría estar recibiendo las descargas.

El Experimento

El sujeto fue instruido para enseñar pares de palabras al aprendiz. Cuando el alumno cometía un error, el sujeto fue instruido para castigar al aprendiz por medio de una descarga, con 15 voltios más por cada error.

El aprendiz nunca recibió las descargas, pero cuando se pulsaba un interruptor de descarga se activaba un audio grabado anteriormente.

Si se llamaba al experimentador que estaba sentado en la misma habitación, éste respondía con una "provocación" predefinida ("Continúe, por favor", "Siga, por favor", "El experimento necesita que usted siga", "Es absolutamente esencial que continúe ", "No tiene otra opción, debe continuar"), empezando con la provocación más suave y avanzando hacia las más autoritarias a medida que el sujeto contactaba al experimentador.

Si el sujeto preguntaba quién era responsable si algo le pasaba al aprendiz, el experimentador respondía: "Yo soy responsable". Esto brindaba alivio al sujeto y así muchos continuaban.

Resultados

Durante el Experimento de Stanley Milgram, muchos sujetos mostraron signos de tensión. 3 personas tuvieron "ataques largos e incontrolables".

Si bien la mayoría de los sujetos se sintieron incómodos haciéndolo, los 40 sujetos obedecieron hasta los 300 voltios.

25 de los 40 sujetos siguieron dando descargas hasta llegar al nivel máximo de 450 voltios.

Conclusión - Obediencia a la Autoridad

Antes del experimento de Stanley Milgram, los expertos pensaban que aproximadamente entre el 1 y el 3% de los sujetos no dejaría de realizar las descargas. Creían que tendrías que ser morboso o psicópata para hacerlo.

Sin embargo, el 65% no dejó de realizar las descargas. Ninguno se detuvo cuando el aprendiz dijo que tenía problemas cardíacos. ¿Cómo puede ser? Ahora creemos que tiene que ver con nuestro comportamiento casi innato que indica que tenemos que hacer lo que se nos dice, sobre todo si proviene de personas con autoridad.

El Video

El Audio Grabado Anteriormente (Transcripción)

Lo que dijo el aprendiz cuando el maestro realizaba las descargdas en algunos niveles.

  • 75 voltios: "¡¡¡Uf!!!".
  • 90 voltios: "¡¡¡Uf!!!".
  • 105 voltios: "¡¡¡Uf!!!" (Más alto).
  • 120 voltios: "¡¡¡Uf!!! Oiga, esto realmente duele".
  • 135 voltios: "¡¡¡Uf!!!".
  • 150 voltios: "¡¡¡Uf!!! ¡Experimentador! Eso es todo. Sáqueme de aquí. Le dije que tenía problemas cardíacos. Me está empezando a molestar el corazón. Sáqueme de aquí, por favor. Me está empezando a molestar el corazón. Me niego a seguir. Déjeme salir".
  • 165 voltios: (Gritando) "¡¡¡Uff!!! ¡Déjeme salir!".
  • 180 voltios: (Gritando) "¡¡¡Uff!!! No soporto el dolor. ¡Déjeme salir de aquí!".
  • 195 voltios: "¡¡¡Uf!!! Déjeme salir de aquí. Déjeme salir de aquí. Mi corazón me está molestando. ¡Déjeme salir de aquí! ¡No tiene derecho a retenerme aquí! ¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir de aquí! ¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir de aquí! Mi corazón me está molestando. ¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir!".
  • 210 voltios: "¡¡Uf!! ¡Experimentador! Sáqueme de aquí. Ya tuve suficiente. No participaré más del experimento".
  • 225 voltios: "¡¡¡Uf!!!".
  • 240 voltios: "¡¡¡Uf!!!".
  • 255 voltios: "¡¡¡Uf!!! ¡Sáqueme de aquí".
  • 270 voltios (Gritando) "Déjeme salir de aquí. Déjeme salir de aquí. Déjenme salir de aquí. Déjeme salir. ¿Me escucha? Déjeme salir de aquí".
  • 285 voltios: (Gritando)
  • 300 voltios: (Gritando) "Me niego rotundamente a contestar más. Sáqueme de aquí. No puede retenerme aquí. Sáqueme. Sáqueme de aquí".
  • 315 voltios: (Grito intenso) "Le dije que me niego a contestar. Ya no formo parte de este experimento".
  • 330 voltios: (Gritando intensa y prolongadamente) "Déjeme salir de aquí. Déjeme salir de aquí. Mi corazón me está molestando. Déjeme salir, le digo. (Histéricamente) déjeme salir de aquí. Déjeme salir de aquí. No tiene derecho a retenerme aquí. ¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir! ¡Déjeme salir de aquí! Déjeme salir. Déjeme salir".
  • 345 a 435 voltios: (Silencio).
  • 450 voltios: (Silencio).
  • 450 voltios: (Silencio).
  • 450 voltios: (Silencio).

El experimento fue finalizado por el experimentador luego de 3 descargas de 450 voltios.

(El Experimento de Stanley Milgram Original).

La Ética

Un estudio psicológico como éste nunca hubiera sido permitido en la actualidad en la mayoría de los países, por cuestiones éticas. La ética actual critica el estudio por el engaño a los participantes. Los críticos también suelen señalan el daño posible que hizo el estudio a los participantes.

Lee más acerca de la ética del Experimento de Milgram.

Otros Estudios Determinaron que:

  • Las mujeres son tan obedientes como los hombres.
  • La distancia de la víctima afecta la obediencia.
  • La distancia de la persona que da las órdenes afecta la obediencia.
  • La apariencia de la persona con autoridad y su rango pueden aumentar o disminuir la obediencia.

Literatura Original - Experimento de Stanley Milgram

Stanley Milgram, 1974: Obediencia a la autoridad. Nueva York: Harper & Row.

Full reference: 

Explorable.com (Feb 6, 2008). El Experimento de Milgram: la Obediencia a la Autoridad. Jan 16, 2018 Obtenido de Explorable.com: https://explorable.com/es/el-experimento-de-milgram

You Are Allowed To Copy The Text

The text in this article is licensed under the Creative Commons-License Attribution 4.0 International (CC BY 4.0).

This means you're free to copy, share and adapt any parts (or all) of the text in the article, as long as you give appropriate credit and provide a link/reference to this page.

That is it. You don't need our permission to copy the article; just include a link/reference back to this page. You can use it freely (with some kind of link), and we're also okay with people reprinting in publications like books, blogs, newsletters, course-material, papers, wikipedia and presentations (with clear attribution).





Search over 500 articles on psychology, science, and experiments.

Want to stay up to date? Follow us!